100 montaditos

Calle Estrada 1

                                                                                                                             


La carta de 100 Montaditos es absolutamente genuina. Mezcla sencillez, variedad y calidad en una fórmula de éxito que ya forma parte del imaginario de la gente, todo el mundo sabe qué se come en 100 Montaditos. Una de las claves del éxito de la carta es el pan, un pan único, de receta patentada y que además se hornea en el momento en el que el cliente hace el pedido. Un pan que siempre se sirve calentito y crujiente, tradicional basado en nuestra fórmula exclusiva 100M a un precio redondo.                                                                                                                                                             

Las 100 variedades de ingredientes son, sin duda, otro de los secretos del éxito de la marca. Hay un montadito para cada cliente y para todos los gustos y el gran número de opciones hace que el ritual de elegir tu pedido se haya convertido ya en un clásico entre los consumidores. Los ingredientes, típicos de la gastronomía española, sencillos y de gran calidad han conseguido reunir en un mismo lugar a jóvenes, familias y “seniors”.


Clases de panes:

Nuestro pan 100M, de fórmula exclusiva y patentada, cuenta con una miga muy fresca de sabor láctico, que combina a la perfección con cualquier ingrediente, y una corteza cristalina que se deshace en el paladar.

Pan cocido en horno de piedra con doble fermentación, de miga alveolada y fresca con una personalidad marcada por su intenso sabor debido a su gran fermentación e hidratación.

Pan de grano entero no refinado que nos hace volver a nuestros orígenes paleolíticos. Su sabor, una vez cocido, es peculiar debido al tostado de los cereales que deja rasgos en boca a sabor torrefacto.

Pan de chocolate cuyos grains derretidos te transportarán a un mundo inolvidable, mágico e irresistible.

100 Montaditos, el lugar de la buena comida y de los grandes momentos entre amigos, ¡acompáñanos!