Ávila, ¿qué le sugiere?

Lo primero que se me viene a la cabeza es la muralla, y una ciudad muy tranquila para vivir.


¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de Ávila?

Lo que más y menos es la tranquilidad. La cercanía de la gente es un punto favorable. Y lo que menos es el aislamiento en todos los sentidos que está teniendo la propia ciudad.


¿Un hobby?

La caza, el Pádel.


Un recuerdo

El nacimiento de mis hijos. 


¿Una de las personas más influyentes en su vida?

Mi padre. 


¿Qué piensa que Ávila necesita?

Comunicación y buena gestión política para que el tejido empresarial de esta ciudad crezca y la población joven se quede. 


¿Qué piensa que Ávila tiene que mantener o mejorar?

Mantener el patrimonio, la poca industria que tenemos, e intentar por todos los medios crear empleo, lo que se traduce en más industria, para que los jóvenes puedan quedarse a vivir y trabajar como hemos hecho los demás.  


Podría decirnos ¿qué le parece Ávila en la actualidad?

Una ciudad de paso cuando debería ser una ciudad donde la gente permaneciera más tiempo. Eso sería un paso importante para todos. 


¿Cómo ve usted el futuro de Ávila?

Con preocupación. 


¿Qué podría usted en particular y el público en general, hacer para mejorar la ciudad?

En nuestro caso seguir trabajando e intentando seguir haciendo bien las cosas para que tanto nuestra gente como los que nos visitan queden satisfechos y deseando volver.


Un deseo

Que crezca la ciudad y para ello debemos acercarnos más a Madrid.