Ávila, ¿qué le sugiere?
Un cielo azul y limpio. Un lugar de serenidad, donde encontrarse con el valor del tiempo. La tierra de Teresa de Jesús y Juan de la Cruz.

¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de Ávila?
El ritmo y la calidad de vida de Ávila son envidiables: vivir sin tanta prisa y sin tanto ajetreo son valores que contribuyen a una vida sana y pacífica. Lo que menos me gusta es las pocas posibilidades profesionales que ofrece a la juventud.

¿Un hobby?
Perderme en la naturaleza.

Un recuerdo
La puesta de la primera piedra de la Universidad de la Mística.

¿Una de las personas más influyentes en su vida?
Mi mejor amigo: Jesús de Nazaret.

¿Qué piensa que Ávila necesita?
Sin duda alguna, favorecer la implantación de empresas que aseguren un futuro a la juventud y la posibilidad de potenciar tantos talentos como hay en esta ciudad.
Encontrar fórmulas que hagan más fácil, rápido y barato el transporte, especialmente con Madrid.

¿Qué piensa que Ávila tiene que mantener o mejorar?
Mantener la calidad y sencillez de vida: hoy y en un futuro no lejano serán algunos de los valores más envidiados y buscados. Y mejorar su posicionamiento como centro logístico, tanto de transportes como de centro neurálgico para el turismo religioso y cultural.







Podría decirnos ¿qué le parece Ávila en la actualidad?
Aún con todas las posibilidades y retos que se deben afrontar, Ávila ofrece un marco único de encuentro con el arte, la historia y los Místicos. Ávila tiene una identidad propia reconocida internacionalmente, que si se cuida y potencia, traerá muchos beneficios a la ciudad. Basta con ver lo que está aconteciendo en este año del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa.

¿Cómo ve usted el futuro de Ávila?
Si se cuida y potencia lo propio, estoy convencido que Ávila ejercerá en el futuro una gran atracción en muchísimas personas buscadores de un espacio de serenidad y belleza, así como de un encuentro profundo consigo mismas y con los valores que representan nuestros personajes más internacionales: Teresa y Juan.

¿Qué podría usted en particular y el público en general, hacer para mejorar la ciudad?
Desde la Universidad de la Mística seguimos empeñados en potenciar internacionalmente el patrimonio teresiano y sanjuanista, ofreciendo la posibilidad de vivir Ávila en profundidad y de hacerla sentir como un lugar único y especial. En este sentido, ahora también iniciamos ese proyecto para la juventud con la apertura del Espacio para jóvenes, donde proyectamos un lugar de encuentro internacional y de búsqueda de la propia identidad y de los propios valores.

Un deseo
En este año centenario es claro: que descubramos alguno de los muchos valores que nos regala Teresa de Jesús.