Ávila ¿Qué le sugiere?
Ávila me sugiere una ciudad muy acogedora y turística en la cual se puede disfrutar de arte, cultura e historia.

¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de Ávila?
Lo que más la calidad de vida. Y lo menos las envidias que una ciudad pequeña como ésta suscitan.

¿Podría decirnos el nombre de su ciudad ideal y porqué?
Ávila. Porque es la ciudad en la que hemos proyectado nuestro futuro, y donde están creciendo nuestros hijos.

¿Un hobby?
Las compras. Me encanta pasear por calles llenas de tiendas que me provocan consumo y diversión.

¿Un recuerdo?
Recuerdo la figura de mi abuelo siendo el guarda del mercado de ganados. Curiosamente en el mismo espacio que hoy yo disfruto cada día.

¿Una de las personas más influyentes en su vida?
Mi yaya. Tiene 94 años y todavía disfruto con ella charlando sobre la vida.

¿Qué piensa que Ávila necesita?
Proyectos empresariales interesantes para la gente joven y una mayor unión de la sociedad.

¿Qué piensa que Ávila tiene que mantener o mejorar?
Ávila debe mantener su cultura y su arte. Y pienso que debe mejorar sus posibilidades económicas y comerciales.

¿Podría decirnos que le parece Ávila en la actualidad?
Una ciudad fantasma, aunque desde las instituciones y algún tejido empresarial privado se trabaja con mucho esfuerzo para hacerla cada vez más dinámica.


¿Cómo ve usted el futuro de Ávila?
Para el próximo año con muchas expectativas, que luego debemos mantener y si podemos mejorar.


¿Qué podría usted en particular y el público en general, hacer para mejorar nuestra ciudad?
Pienso que debemos estar todos más unidos en cuanto a proyectos empresariales se refiere. Y personalmente creo que seguir trabajando con el tesón y la ilusión de el primer día.

Un deseo
Menos paro en la ciudad e intentar que el turismo permanezca en Ávila más de un día.