Monasterio de Santo Tomás

Plaza de Granada, 1

El monasterio dominico de Santo Tomás fue construido bajo el mecenazgo de Hernando Núñez de Arnalte -tesorero de los Reyes Católicos-, su mujer María Dávila, el inquisidor fray Tomás de Torquemada y los Reyes Católicos. Los trabajos comenzaron en el año 1482 y en 1493 concluyen, aunque posteriormente, por iniciativa de los Reyes Católicos, se construirá un palacio en torno al claustro oriental o "de los Reyes", y el sepulcro del Infante Don Juan en la iglesia, fallecido en 1497.

Sede inquisitorial, en el S.XVI se establece la Universidad de Santo Tomás, que perdurará hasta el S.XIX. El monasterio ha sufrido multitud de agresiones a lo largo de la historia: saqueado durante la invasión francesa, abandonado tras la desamortización de Mendizábal y afectado por incendios en 1699 y 1936.

Cuenta el complejo con tres claustros:

  • Del Noviciado.
  • Del Silencio o de los Difuntos.
  • De los Reyes.

Del interior impresiona la esbeltez de la nave principal y la ramificación de los nervios que conforman la bóveda del crucero, delimitando el área dedicada al sepulcro del Infante Don Juan.

El palacio alberga un Museo de Arte oriental y otro de Ciencias Naturales.

En 1931 es declarado Monumento Nacional.

Horario : A visitar: Iglesia, Coro, Claustro y Museo Oriental: de 10:30 a 14:00 h y de 15:30 a 19:30 h.